Interiorismo

Cuando el espacio es un lienzo en blanco, es el momento de decidir el estilo que le vamos a dar, pues con elementos y materiales bien elegidos ahorraremos en soluciones y obras posteriores, ganando calidad de vida.

Lo más difícil para nuestros clientes suele ser la elección de materiales y acabados que darán carácter y personalidad al diseño. Y es que antes de comenzar una obra es necesario hacernos algunas preguntas: ¿Cómo organizo el espacio? ¿De qué manera distribuiré el mobiliario? ¿Qué colores, texturas o materiales elijo?

Todas estas preguntas nos hacen reflexionar en la importancia de trabajar en una idea decorativa bien detallada, teniendo en cuenta el espacio, la luz, el uso, la distribución, el color, las texturas, la iluminación…. Sin olvidarnos de la funcionalidad, originalidad y personalidad que queramos dar a nuestro proyecto.

La mayoría de nuestros clientes tienen clara la reforma que quieren hacer, pero es cierto que necesitan asesoramiento de cómo hacerlo. Necesitan “la idea” y, en algunos casos, necesitan verlo con mayor claridad. En la Fabriquilla trabajamos para aportar ideas y soluciones, y además, ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de hacerse una idea más exacta aportando planos o dibujos en 3D.

El conjunto total de la obra está influido por elementos como el espacio y la luz natural con la combinación del color, la textura, la distribución y ubicación del mobiliario y objetos… Teniendo en cuenta los elementos arquitectónicos cómo escalones, desniveles, puertas, ventanas, columnas…

Nosotros lo tenemos baste claro, y tú?

Déjanos hacerte un estudio y diseñar tu espacio.