Una habitación Infantil «Low Cost»

Una habitación Infantil «Low Cost»

Hola a tod@s!

Llevamos tanto tiempo sin escribir un post, que ya se nos ha olvidado cómo hacerlo… Y es que hemos estado un poco bastante liados, pero bueno, nuestro propósito de este año es hacer más post, para los que ya tenemos bastante material, así que esperamos poder publicar nuestros trabajos más habitualmente.

En esta ocasión os enseñamos cómo transformamos una habitación infantil en tan sólo dos días. El primero sólo para pintar ( pintura de Leroy Merlín por 49.95 € ), y el segundo y más divertido, para colocar el mobiliario y la decoración. Sin duda ha sido uno de los trabajos que más ilusión nos han hecho, pues el resultado dejó a su dueña boquiabierta y sin saber que decir… no hay nada más gratificante que eso.

La habitación es bastante reducida para el espacio de almacenamiento que necesita la niña, así que optamos por almacenar todos los juguetes debajo de la cama, un espacio que habitualmente usamos para dormir pero no sacamos provecho. Colocamos cuatro estanterías KALLAX de Ikea (dos de 147 cm por 44,99 €/ud. y otras dos de 77 cm por 19,99 €/ud. ) y 6 cajas DRONA también de Ikea ( 3,99 €/ud. ), para que la niña almacenara todos sus juguetes dentro y así siempre tenerlo todo ordenado.

 

 

 

Para el cabecero usamos un palé de esos que te encuentras en cualquier contenedor y lo transformamos, pero eso ya lo explicaremos el próximo día. Encima colgamos dos estantes para cuadros KNOPPÄNG de Ikea ( 7,99 €/ud. ), para colocar sus libros y hacer que la cama fuera también su rincón de lectura. También instalamos en el cabecero una lámpara de pared KVART de Ikea ( 5,99 € ). La funda nórdica que escogimos es de Zara Home ( 39,99€ ) y la combinamos con cuatro cojines de Ikea ( 3,99 €/ud. ) en blanco, rosa, gris y azul. Y fabricamos unos banderines para la parte superior por menos de 2,00 €.

 

 

 

Con un vinilo de pizarra (11,95 € ), dibujamos y recortamos una nube grande y muchas gotas para decorar las paredes. Después dibujamos con lápiz dos troncos de árbol (por si nos equivocamos podemos borrar con la goma)  y más tarde los repasamos con un rotulador negro de punta gruesa. Por último colamos estas casitas con luz tan monas que encontramos en Muy Mucho por ( 3,95 €/ud. ).

 

 

 

 

Compramos un pack de tres estanterías tipo casita de distintos tamaños en Amazon por 23,00 €, las pintamos con chalk paint blanco y los cantos en gris, rosa y azul y las colocamos encima de una balda de Leroy Merlín (de pino macizo por 6 €) y dos escuadras (3,50 €/ud.) que utilizamos para tapar el radiador y que también pintamos con el mismo chlak paint blanco.

 

 

Colocamos un espejo NISSEDAL  (49,99 € ), al que le pegamos unas letras que previamente recortamos del mismo vinilo de pizarra y añadimos una lámpara de pared KVART de Ikea ( 5,99 € ).

Para la fabricar la lámpara utilizamos una pantalla de papel REGOLIT ( 1,99 € ) que decoramos con tres boas de pluma blanca que encontramos en un bazar oriental ( 2€/ud.). Esta lámpara podemos encontrarla en Maison Du Monde por 39,99 €, pero nosotros nos la fabricamos por 10,00 €!

 

 

 

Al final conseguimos una transformación total por unos 400,00 €. No sabemos si os resulta mucho o poco, pero creemos que en cualquier caso, el resultado ha merecido la pena!

¿Qué nos decís?