Mesita con escondite secreto para niños

Mesita con escondite secreto para niños

Hace unos días me hice con esta cajita de vino de madera tan mona, y la he convertido en una mesita de noche para el pequeño dueño de esta habitación.
Me pareció una idea perfecta porque a los niños les encanta esconder sus secretos y tesoros en estas cajas, y de este modo aprovechamos el espacio a la vez que personalizamos sus dormitorios.
Este es el aspecto de la caja cuando llegó al taller, estaba algo descuadrada, pero tenía muy buena pinta, así que comenzamos a desmontarla y lijarla. Pintamos y lijamos de nuevo para darle la última capa de pintura y finalmente volvimos a lijar con mas énfasis para que se apreciara mejor la madera y a la vez darle un pequeño toque de envejecido.

 

 

 

 

Utilizamos dos ganchos para anclarla a la cama y así ahorramos espacio. Las ventajas de las mesitas voladas es que son más funcionales y no estorban nunca, además con estos ganchos se puede cambiar de lugar en cualquier momento, para mí, muy práctico.